×
SU GUÍA
Explorar

Entradas y tours
Comparar hoteles
Entrada al Acuario de Cattolica
27 USD
Visión general
Embárcate en un viaje al mundo submarino en el Acuario de Cattolica. Descubre los misterios del insondable Deep Sea en más de 100 tanques. Disfruta de un día lleno de diversión para toda la familia.
Ir al sitio web   ▶
Información práctica
Detalles
Con más de 100 tanques de exhibición nadando con tiburones, pingüinos, tortugas, medusas y muchas más criaturas submarinas, prepárate para un día lleno de diversión descubriendo el emocionante mundo bajo el mar. Conoce la historia del planeta y su evolución biológica, recordándote, a través de unos tanques, las especies que han sobrevivido millones de años, como los grandes tiburones, ahora considerados fósiles vivientes. Comienza en el Mar Mediterráneo, atraviesa los Océanos Atlántico, Pacífico e Índico, para llegar al espléndido arrecife de coral del Mar Rojo, poblado por coloridos organismos. Aquí, todos los tanques del acuario deben ser observados con gran atención, especialmente los más pequeños, que recrean meticulosamente diferentes ambientes, ricos en vida y en misterio. El acuario se convierte entonces no solo en un lugar fascinante donde la belleza se muestra de la manera más pura, sino en un entorno de observación y educación que te permite conectarte con el mundo submarino. El segundo acuario más grande de Italia, el Acuario de Cattolica, es una visita obligada en tu viaje a la costa del Adriático. Nueva experiencia: Un encuentro cara a cara con los poderosos reptiles de la prehistoria te espera en Cattolica Aquarium. Embárcate en un viaje en el tiempo hasta hace 65 millones de años. ¡Desde la niebla del tiempo, en un valle perdido y olvidado, los dinosaurios han regresado para vagar por la Tierra! Allosaurus, Titanosaurus, Dracorex y muchas otras especies que vivieron en el planeta hace más de 65 millones de años, están nuevamente entre nosotros. Viaja en el tiempo hasta los albores de la prehistoria, enfréntate a los peligros del Jurásico, aventúrate por una llanura primitiva y... ¡cuidado con el tiranosaurio rex! Al final del camino, te espera una gran zona de excavación.